lunes, 27 de septiembre de 2010

La bola para el remolque

Después de algún que otro contratiempo y malentendido me han puesto la bola de remolque. Según el mecánico, que ya ha montado unas cuantas para otros modelos de Renault, esta le parece la mas trabajada en cuanto a sencillez de montaje y prestaciones.

Lo primero que hacen es desmontar todo el parachoques para quitar la pieza metálica que hace de tope y que absorbe los pequeños golpes que podemos tener. Se sustituye por una sola pieza que lleva la sujeción de la bola y el soporte del conector, en este caso de 7 contactos.


Al desmontar el parachoques han detectado que uno de los soportes laterales del estaba roto. Dichos soportes sujetan el parachoques en los laterales y van unidos a la chapa por medio de remaches de aluminio. Podían haberlo pegado con masilla pero me han recomendado sustituirlos (se venden por pares) así que 76€ extras con los que no contaba.

Luego el cableado es muy sencillo aunque hay que abrir un montón de tapas hasta llegar al piloto trasero derecho que es donde se realiza la conexión. En total unas cuatro horas de instalación que te llevan 617€ a sumar a los 76€ de las piezas anteriores.

Tengo la sensación de o bien se han colado en el precio o bien han intentado cobrarme de mas. No les salían las cuentas pero como me he plantado firme en los 617€ no les ha quedado mas remedio que ponerme en la factura descuentos ficticios para que diese dicho resultado.

Luego, con la misma, he ido a la I.T.V. para pasar la revisión y en 15 minutos estaba todo legalizado, no sin antes soltar otros 32€ más. En total una bola por 725€ a lo que hay que añadir un estupendo porta-bicis de Thule; mas concretamente el modelo Europower 916 con capacidad para dos bicicletas y 60kg de peso máximo.

Al día siguiente de comprar el porta-bicis puse la bola por primera vez y me puse las manos de carbonilla como si hubiera estado cambiando la junta de la culata del motor. No entendía nada pero al sacar una foto de los bajos de mi Scenic caí en la cuenta de que la geometría del tubo de escape esta tan "mal parida" que todo el humo; y lo que es peor, el calor va a parar a la bola y al conector del enganche.

Otra vez uno de esos fallos de diseño comprensibles solo si pensamos que en algún momento se les acabó el presupuesto de I+D y tuvieron que terminar los flecos del proyecto deprisa y corriendo. Si no, no se explica.

Un saludo a todos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario